Jamón Ibérico de Bellota

El Jamón Ibérico de Bellota procede de las patas traseras de cerdos de la raza ibérica. Para ser considerado un Jamón de Bellota, los cerdos tienen que haber sido criados en libertad y alimentados exclusivamente de bellotas, raíces y otras hierbas durante el periodo de la montanera. Este Jamón Ibérico debido a su alimentación exclusiva de bellotas y al ejercicio durante la montanera, presenta una carne que acentúa los matices del cerdo ibérico, siendo esta más jugosa y con más aroma.
El Jamón Ibérico de Bellota que encontrarás en nuestra tienda procede de dos de las consideradas cunas del Jamón Ibérico. Los Pedroches, en la provincia de Córdoba, y de la Sierra de Jabugo, que cubre el entorno del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. En SPANIARD queremos que disfrutes de nuestro Jamón Ibérico con la mayor de las garantías, por ello encontrarás en cada Jamón Ibérico de Bellota un sello que identifica la pureza de la raza y la alimentación de cada producto. Puedes encontrar más información en nuestra sección Cultura Ibérica.


El Jamón Ibérico de Bellota

La elaboración del Jamón Ibérico se caracteriza principalmente por tres elementos, temperatura, humedad y curación, siendo esta última clave del sabor y la calidad del Jamón Ibérico, ya que esta oscila entre los 14 y los 36 meses. Podrás encontrar más detalles del proceso de elaboración en nuestro BLOG.

Debido al contenido de ácido oleico, presente en la grasa del cerdo ibérico, el Jamón Ibérico tiene un efecto beneficioso sobre el colesterol beneficioso (HDL). Además, el Jamón Ibérico es rico en proteínas, vitamina E, calcio, hierro y fosforo, por lo que su consumo puede incorporado de forma habitual a una dieta.

Descubre más sobre mundo Ibérico con nuestra GUÍA, nuestro BLOG o síguenos en nuestras redes sociales para estar al día sobre SPANIARD.